Desarrollo Sostenible
Secretaria de Ambiente
Provincia de Buenos Aires
Ministerio de Ambiente

Servicio de Transporte de Líquidos Peligrosos en Buenos Aires


Servicios La Victoria, realiza el desagote de los líquidos residuales acumulados, y la extracción de barros semisólidos, depositados en la cámara séptica. Camión atmosférico, que permite la absorción de los líquidos.

Extracción y transporte

Desagote de los líquidos residuales acumulados, extracción de grasas depositados en la cámara séptica.

Destapación de cañerías cloacales
                                        Destapación de cañerías pluvias
                                        Limpieza de cañerías con máquinas hidro-jet de de alta presión
                                        Servicio de Video Diagnóstico de la cañería. Permite observar con exactitud, el estado en el que se encuentra la cañería.

Destapaciones industriales

Destapación de cañerías, baños, cloacas y desagües pluviales.

Transporte, y disposición final de filtros, trapos y encases contaminados con hidrocarburos y aceite.

Retiro de sólidos

Transporte y disposición final de filtros, trapos y envases contaminados con hidrocarburos.

Nuestro Equipamiento

Camión Atmosférico La Victoria

Camión Atmosférico

Se utilizan para servicios de desagotes de líquidos y semi-sólidos (especiales y no especiales), transportados en tanques cisternas cerrados, para evitar su derrame.

Motobombas a explosión

Moto-bombas a explosión 60.000 l\h

Desagote de sitios inundados por la lluvia. Para la utilización de este servicio, el lugar a desagotar deberá tener un mínimo de 60 cm de altura de agua.

Maquinaria para destapación

Maquinaria para destapación industrial

Destapación de cañerías, mediante sondas de acero tipo resortes y sistema hidro-jet (alta presión de agua).

Bombas Electricas

Bombas eléctricas sumergibles 40.000 l\h

Desagote de sitios inundados por la lluvia. Para la utilización de este servicio, el lugar a desagotar deberá tener un mínimo de 40 cm de altura de agua.


Certificaciones y Calidad


confiabilidad y efectividad en cada trabajo realizado.

Garantía de calidad

Más de 60 años al servicio del cliente, garantizan la calidad de nuestros servicios. Brindándole confiabilidad y efectividad en cada trabajo realizado.

Modernas Tecnologías

Modernas Tecnologías

Ponemos a su disposición las más modernas tecnologías para brindar un servicio óptimo, seguro y eficiente. Camiones y maquinarias de última generación son nuestras herramientas para brindar un servicio de máxima calidad.

Certificaciones

Certificaciones

Extendemos certificado de disposición final de los líquidos retirados.




destapaciones La Victoria
Servicios especializados en
Transporte de Líquidos Peligrosos en Buenos Aires


Nosotros

Servicios La Victoria es una empresa familiar fundada por el Sr. Juan Roberto Scozzino en el año 1950.
Desde entonces, el trabajo en equipo, liderazgo en conocimiento, atención personalizada, seguridad y salud de nuestra gente, han sido nuestras principales fortalezas; aquellas que marcan la diferencia y nos posiciona como una empresa de garantía en el mercado, y líder en Servicio de Transporte de Líquidos Peligrosos en Buenos Aires.

Servicio

Una gran empresa familiar, con principios fuertemente instalados como el trabajo en equipo, liderazgo en conocimiento, mejora contínua, atención personalizada, seguridad y salud de nuestra gente, marcan la diferencia para prestar soluciones en el Servicio de Transporte de Líquidos Peligrosos en Buenos Aires. Solicite su cotización aquí

Profesionalismo

Somos un equipo de profesionales,especializados en la materia, capacitados y en constante crecimiento para ofrecer las mejores soluciones a las demandas del cliente.

Nuestra Historia


Desagotes La Victoria es una empresa que cuenta con una tradición de más de 60 años en la que hemos atendido a cientos de clientes en varias ciudades de la Argentina, y donde nos hemos posicionado como la mejor alternativa para la realización de diagnósticos preventivos, desagotes, limpiezas de cámaras sépticas, mantenimiento de pozos de bombeo, desobstrucciones de cañerías y transporte de desechos peligrosos. Pero, ¿cómo comenzó todo?

Los inicios de La Victoria

La historia de La Victoria comienza en 1960, cuando Juan Roberto Scozzino, un dibujante de 40 años residenciado en Buenos Aires, observa por primera vez el proceso de desagote en las calles de su zona. Interesado por la labor de los especialistas, se entera de que este no solo era un trabajo esencial para el mantenimiento de viviendas y negocios, sino también una oportunidad interesante para la generación de ingresos.

Con esta idea rondando su mente, decide adquirir un camión militar, adherirle un tanque pequeño, y comienza a prestar el servicio de desagote en su zona. Este pequeño camión duró cerca de 8 años, hasta que Scozzino decide invertir en su primer camión atmosférico con la intención de profesionalizar su emprendimiento. En 1970 su hijo, Ruben Scozzino, decide iniciarse en el negocio a la edad de 16 años, volviéndose parte esencial del mismo a lo largo de una década. En 1982, Ruben Horacio Scozzino se casa con Maria Victoria Campanella, y entre ambos comienzan a expandir el negocio familiar de forma conjunta.

Un cambio de dirección

Aunque La Victoria tuvo buenos años, a finales de la década de los 80 comienza a bajar la rentabilidad del negocio, obligándolos a mudarse a Santiago del Estero para expandir sus horizontes profesionales. Ahí se da cuenta de que la mayor parte de la población no contaba con acceso directo al sistema de desagüe del municipio, por lo que deciden continuar con el negocio del desagote en la ciudad, ofreciendo el servicio a cerca de 40 clientes diarios.

Esta alegría duraría poco, ya que el surgimiento de grandes competidores hace que enfocarse únicamente en esta ciudad deje de ser rentable. De este modo, Ruben decide volver a la capital federal, e intenta sacar el negocio adelante en un ambiente donde previamente habían fracasado.

Apenas un año después de haber vuelto a Buenos Aires, el único camión con el que contaba la empresa sufrió una avería que lo sacó de servicio, poniendo en peligro su futuro. Sin embargo, en un movimiento sin precedentes, los clientes fijos de la empresa, al igual que proveedores como la Ferretería industrial y transportes "Lo Bruno", se solidarizaron con La Victoria, no solo realizando el pago de servicios de forma adelantada, sino también brindando materiales para la reparación de los equipos.

Es de esta manera que la empresa logra ponerse de pie nuevamente, coordinando cerca de 80 pedidos en un periodo de tiempo corto, y reuniendo suficiente dinero para no solo restituir el camión, sino también para seguir expandiéndose a través de la compra de varios camiones atmosféricos más. Juan Roberto Scozzino, padre de Rubén decide comenzar a dejar la empresa en manos de Rubén y Victoria, realizando la transferencia de la propiedad de la empresa a su hijo Rubén.

La tercera generación

A pocos años de entrar en el nuevo milenio, Desagotes La Victoria comienza a invertir en publicidad en páginas amarillas, así como en la digitalización de la empresa de la mano de Campanella. Esta estrategia promocional, en conjunto con el boca a boca generado a lo largo de las décadas, hace que la empresa alcance cientos de clientes cada mes. En el 2006, Ruben comienza a presentar problemas de salud que lo llevan a alejarse de la parte operativa del negocio, y lo obligan a buscar a sus sucesores para que tomen las riendas del mismo. Como La Victoria ha basado sus operaciones con un enfoque familiar, Rubén decide integrar a sus hijos, dando inicio con Lucas Scozzino (jefe operativo), luego Florencia Scozzino (habilitaciones y certificaciones), Fernanda Scozzino (finanzas), Victoria Scozzino (compras y proveedores) y Juan Scozzino (operaciones y logística).

A los 21 años, Lucas obtiene su licencia de conducir y los permisos necesarios para poder operar un camión atmosférico.

En el año 2013, cuando Lucas y Florencia ya se habían vuelto parte esencial de la empresa, la planta de tratamiento de la empresa Sancor Cooperativas Unidas y Limitada, que era cliente desde mediados de la década de los 90, presenta una falla en su planta de tratamiento, por lo que le solicitan a Desagotes La Victoria el transporte de desechos de forma diaria durante un periodo de 3 meses.

Esto le da a la empresa un impulso significativo, llevando a la reinversión de grandes cantidades de dinero para la expansión de cara al futuro hasta que, en 2018, La Victoria logra establecerse oficialmente en un galpón en la capital federal, donde se encuentra operativa hasta la actualidad.




Déjanos tu Consulta
Conoce nuestros servicios